+34 636433047 +34 911 158 391

El caso de Yéremi Vargas se ha reabierto; por eso en nuestro blog de Detectives Madrid, queremos recordar cómo fue su desaparición y lo que ha sucedido hasta el día de hoy con las investigaciones policiales.

Yéremi, el menor desaparecido en Gran Canarias

Muchos le recordamos por la fotografía última que le tomaron en su colegio; un niño con gafas, una sonrisa de pillo y sus dientes aun por formarse. Esa foto dio la vuelta al mundo y fue elegida para formar parte del cartel de su búsqueda.

El nombre real es Jeremi pero un error de imprenta, cambio la «j» por la «Y» y así se ha quedado para los anales de la historia de la criminología y de los sucesos más oscuros de España.

Le gustaba las artes marciales y jugar con sus amigos, era un niño alegre y querido por sus allegados. La habitación del menor se quedo como la última vez que la dejo. Como si no hubiera pasado el paso del tiempo, aun le esperan sus juguetes.

Por desgracia, esa habitación parece ser destinada a quedarse sin su dueño; las investigaciones apuntan a que Yéremi, nunca más regresara a su hogar ni a volver a abrazar a su madre y abuela.

Yéremi, estaba jugando en la calle junto a sus primos y otros amigos, hubo segundos o minutos escasos que nadie le volvió a ver y cuando su abuela salió de la cocina para llamarlo porque ya había preparado la comida, el menor no contestó a la llamada de su pariente.

Desde ese momento, ese 10 de marzo del 2007, Vecindario como se llama su barrio, situado en Santa Tirajana, no ha vuelto a ser el mismo. En un primer momento, se temió que el pequeño se hubiera alejado y perdido.

Lo que más preocupaba era que tenía un problema respiratorio y necesitaba medicamento. En esos instantes, nadie se figuraba que podía ser un secuestro y menos, que fuera la última vez que se viera a Yéremi con vida.

Las Fuerzas y Cuerpos del Estado, no han dejado ni un solo momento de la desaparición de Yéremi, de investigar y descubrir al o los responsables; ellos han continuado en silencio con sus indagaciones, hasta se trasladaron a Gran Bretaña para entrevistarse con pedófilos británicos, por si alguno de ellos había sido el culpable.

Ahora la Guardia Civil, parece que ha dado con un sujeto; están tan convencidos de ello, que no ha dudado en comenzar con los procedimientos administrativos y legales para poder conseguir más pruebas.

Todo indica que el culpable de la desaparición de Yéremi, es Antonio Ojeda, natural de Gran Canarias y vecino de la familia del menor. Es más conocido con el sobrenombre de «El Rubio».

Tiene antecedentes penales y ha estado en varias ocasiones en prisión. Se sabe, que se trata de un hombre de unos 56 años; que en el año 1988 fue detenido por agresión, en el 2005, estuvo entre rejas por violencia de género y que en estos momentos, se halla detenido y cumpliendo una pena de prisión preventiva, en la penitenciara de Algeciras, en Cádiz.

Caso Yéremi Vargas; el niño desaparecido de  Gran Canarias

Caso Yéremi Vargas; el niño desaparecido de Gran Canarias

En este lugar, es donde han acudido la Guardia Civil, para leerle sus derechos y explicarle que está acusado de los delitos de secuestro, retención y homicidio de Yéremi.

Las pistas recogidas después de tantos años, han dado su fruto; el trabajo de los investigadores y sobre todo, el no haber bajado la guardia, han podido contrastar que el famoso vehículo, que todos hablaba, pertenecía a este sospechoso.

El Renault 5, de color blanco, que algunos testigos relataban a verlo visto ese día tan fatídico para Yéremi y su familia, ha sido una de las claves. Se ha sabido que el supuesto secuestrador del menor canario, estaba en la lista de las autoridades.

Cronología de los hechos de la desaparición de Yéremi

El 10 de marzo del 2007, todas las alarmas saltaban; un menor había desaparecido y padecía una enfermedad respiratoria, necesitaba medicamentos urgentemente. Nadie había vuelto a ver a Yéremi.

Los días pasan y por fin, el día 12, varios miembros de la Policía Local, junto con la Guardia Civil, Protección Civil, Grupo de Emergencias del Gobierno de Gran Canarias y con la ayuda de allegados, voluntarios y familiares, se hace un rastreo para buscar al pequeño.

El dispositivo fue formado por más de 400 personas, todos con la esperanza de encontrar a Yéremi con vida.

El 15 de marzo, se habla ya de secuestro. Todas las pistas apuntan hacía esa línea de investigación.

El 19 de ese mismo mes, se detiene a una persona, pero no por el secuestro del menor; sino por intento de extorsión hacia la familia de Yéremi. El sujeto había llamado a su madre para pedirle dinero a cambio de liberar a su hijo.

La Policía, señala que no ha participado en el secuestro y menos, que sepa donde está el niño.

El 7 de junio del 2010, aparecen restos óseos de un cuerpo humano, todos piensan en él, pero con las pruebas se descarta que se trate de huesos de un menor; son más bien de una mujer adulta.

El 14 de julio del 2014, el Ministro de Interior, hace unas declaraciones; Fernández Díaz, manifiesta que existen nuevas líneas de investigación del caso de Yéremi y que son bastantes fiables, también señala sobre el caso de Sara Morales.

El 17 de septiembre del 2015, un cráneo es examinado pero según las pruebas, tampoco corresponde con el menor.

La agencia de detectives privados, espera que por fin se haya dado con el culpable de la desaparición de Yéremi; sabemos que las autoridades no descansan como hemos podido comprobar en el caso de Eva Blanco, asesinada en la localidad de Algente, Madrid.

En España existe más de 600 casos de desapariciones y al día de hoy, muchas son las incógnitas pero los esfuerzos todavía no han caído, y nuestras autoridades, jamás se olvidan de ellos.

Share

Share This Story!

About Author

You may also like

No Comment

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies