+34 636433047 +34 911 158 391

En Chicago, dentro de una casa típica de esta ciudad, denominada la ciudad de los vientos, nadie sospechaba que iba a ocurrir unos hechos, que hasta día de hoy, no ha habido ninguna explicación posible. Un asesinato atroz, según, la prensa estadounidense.

Un asesinato atroz.

Un asesinato atroz.

Fue uno de los familiares, quien dio la voz de alarma y llamo a la policía. Según la llamada telefónica, se podía oír que acaba de llegar a casa y que se había encontrado a ese familiar malherido y al bebe muerto.

Cuando se personó la policía, no podían creer lo que había sucedido en esas cuatro paredes. Vieron a una mujer que presentaba heridas, en algunas partes de su cuerpo profundas, hechas por un arma parecido a una hoja de sierra.

Al ir a la habitación del bebe, pudieron observar como este, estaba lleno de sangre y la garganta la tenia cercenada. Uno de los agentes se puso a inspeccionar la residencia y al pasar por una de las salas, descubrió el arma que había sido usada para tal barbarie.

Se trataba de una motosierra. Los sanitarios, llegaron al lugar de los hechos e intentaron ayudar a la mujer de 52 años de edad. Fue trasladada al hospital, bajo vigilancia policial.

Mientras los agentes, intentaban averiguar lo que había pasado. En un primer momento, se pensó en una tercera persona, quien pudo ser el responsable de los hechos, pero al observar el arma homicida y que no había rotura de cristales, ni se habían forzado ninguna cerradura, empezaron a sospechar.

Con el cotejo de las huellas dactilares, pudieron confirmar lo peor, la culpable de la muerte del bebé, era la mujer que estaba en la casa malherida. Cuando la interrogaron, esta solo manifestó que el niño, no dejaba de llorar.

No ha trascendido a la opinión pública, que grado de parentesco tenia la mujer con el niño fallecido. Los vecinos, sabían que la casa la ocupaba un matrimonio con dos hijas mayores y que estas a su vez, tenían un hijo cada una.

De momento, sigue ingresada en el hospital, bajo supervisión medica y bajo la vigilancia de la policía.

Por Indicios, detectives privados.

 

Share

Share This Story!

About Author

You may also like

No Comment

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies