+34 636433047 +34 911 158 391

Pruebas de informática forense y redes sociales.

La informática forense se ha convertido en una de las investigaciones estrellas de las agencias de detectives en Madrid. Muchas personas, necesitan pruebas de informática forense y redes sociales.

Las tecnologías, ya han invadido nuestro estilo de vida y a través de ellas, los datos e informaciones que damos, pueden ser vulnerabilidades, que sin darnos cuenta se las estemos dando a nuestro peor enemigo.

No solo debemos ser precavidos con los piratas informáticos, hackers o crackers, sino como conocidos e incluso, amigos o parejas. Porque en esta vida, no se sabe que va a repararnos en el futuro y puede que esa persona, que considerábamos alguien especial, se vuelva en contra nuestra.

Pruebas de informática forense y redes sociales.

Pruebas de informática forense y redes sociales.

Los detectives de Madrid, recomendamos a nuestros clientes, que tengan mucho cuidado a la hora de enviar videos, fotografías o incluso de dejar dispositivos, tanto electrónicos como informáticos.

En el mundo de la tecnología, cualquier resquicio o punto débil de un aparato o dato, que se pueda obtener, puede significar la manera de entrometerse en un sistema o de hacer mucho daño a una persona.

Los mensajes se mueven a distancias largas y en segundos. Un video que solo era para nuestra pareja, puede acabar en el teléfono móvil, de un ciudadano asiático al poco rato de haberse enviado.

La privacidad y la intimidad, quedan expuestas a miradas de desconocidos. 

No solo ocurre con nuestra vida privada, sino que las grandes empresas también están expuestas al robo de proyectos de desarrollo o de ideas, como de información confidencial y relevante.

Blindar nuestros sistemas operativos de telefonía u ordenadores, puede ser sinónimo de tranquilidad y de evitar problemas en un futuro, no muy lejano.

Puede que nunca hayamos realizado un video o fotografía, pero de repente, alguien nos muestra una foto de nuestra cara o rostro, pero con un cuerpo distinto al nuestro y en una situación un poco indecorosa.

Y lo peor, que este siendo divulgado por internet. El photoshop, nació como una herramienta para profesionales, que podían mejorar sus materiales fotográficos. Actualmente cualquiera pude tener un programa de esos y dedicarse a ensuciar la imagen y el nombre de cualquier ciudadano.

La Ley española, contempla que cualquier difusión o intercambio de ciertos materiales, sin en consentimiento del propietario, puede acarear delitos graves y muy graves.

Del mismo modo, pasa con introducirse en ordenadores o espiar teléfonos móviles, anquen sea tu pareja, no puedes humear el contenido de su dispositivo electrónico; las penas pueden llegar hasta la entrada en prisión.

Ni que decir del espionaje industrial que ya utiliza y contrata a piratas informáticos para conseguir todo aquello que necesitan.

El problema radica, que para hacer una acusación, debemos tener pruebas fehacientes de estos hechos y es aquí donde juega un papel fundamental, los informáticos forenses.

Solo ellos, nos ayudaran a rastrear la Web y hallar mensajes de amenazas, fotografías, videos sobre nuestra persona e insultos, calumnias o vejaciones… Examinará los dispositivos en busca de programas espías o malware, nos blindaran los aparatos y localizar a los responsables de estos hechos.

También podrán borrar de la Web, todo aquello que queramos que nunca más salga a la luz sobre nosotros.

Con sus informes y el material que obtendrá en sus estudios y análisis, junto con su ratificación en los tribunales, podremos conseguir que se haga justicia, una vez por todas.

Indicios-Agencia de detectives privados en Madrid.

Share

Share This Story!

About Author

You may also like

No Comment

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies