+34 636433047 +34 911 158 391

EL POLICÍA QUE VIOLABA.

El jurado que tenía que determinar si Daniel Holtzclaw era culpable o no, de los delitos de violación y agresión sexual, le ha condenado a 263 años de prisión. El acusado en el momento de los hechos, era agente de policía de Oklahoma.

Esta singularidad, ha sido presentada como un agravante de superioridad, en base a sus víctimas; todas ellas residían en uno de los barrios más pobres y castigados por la violencia.

La mayoría de las mujeres, que fueron violadas o abusadas por este agente, eran de raza negra y estaban en situaciones de exclusión social. Lo que las hacia más vulnerables ante las amenazas del acusado.

Que después de abusar o propasarse con ellas, las amenazaba, manifestándoles que ellas no eran anda y que él podía demostrar que eran toxicómanas o que ejercían la prostitución.

EL POLICÍA QUE VIOLABA.

EL POLICÍA QUE VIOLABA.

A lo largo del juicio, las victimas, más de 13; pudieron hablar ante el jurado de las humillaciones y los episodios, que tuvieron que vivir en el momento que fueron asaltadas por el policía.

Durante seis meses, Daniel Holtzclaw, hijo de un norteamericano y que pertenece a otra fuerza policial y de madre japonesa; utilizo su autoridad para cometer todos los delitos de los que ha sido acusado.

Entre sus víctimas hay mujeres de 50 tantos años como jóvenes, la de menor edad era una muchacha de 17 años.

Al mismo tiempo, a fuera de la sala del tribunal, muchos ciudadanos se manifestaban porque el jurado entero, estaba constituido por hombres y mujeres blancos; lo que ah muchos le molestaban ya que las víctimas, todas ellas, eran de raza negra.

Finalmente, los hechos, las pruebas, la investigación policial, los forenses y los abogados acusadores como la fiscalía, han podido demostrar como este hombre; que se suponía que debía proteger a las personas mas desamparadas y vulnerables, abusaba de su puesto en la sociedad para hacer daño a los más débiles.

El jurado ha sentenciado a Daniel Holtzclaw por los delitos de racismo, opresión, agresión sexual y violación; todos ellos constituyen los 263 años de prisión.

La defensa del que era policía, durante el juicio quiso hacer una moción de censura, alegando que la fiscalía no había presentado unas pruebas que exoneraban a su cliente. Pero el juez, la denegó, al no haber base alguna de estos hechos.

Las instituciones policiales, echaron del cuerpo de policía al condenado, cuando supieron los hechos. En la carta de despido, el jefe de policía de la ciudad de Oklahoma City, le escribió que » En los 37 años que llevaba como miembro del cuerpo de policía, nunca había visto que un compañero, hubiera cometido estos delitos contra las mujeres de su comunidad y que esto era el mayor abuso de autoridad policial visto hasta ahora».

 

Indicios-Agencia de detectives privados en Madrid.

Share

Share This Story!

About Author

You may also like

No Comment

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies