+34 636433047 +34 911 158 391

El odio contra los musulmanes en Estados Unidos, se dispara.

Estados Unidos, está viviendo una de las mayores oleadas de odio hacia ciudadanos de la religión musulmana, como antes no se había visto nunca.

El 2015 se despide por ser uno de los años, donde mas concentración de odio hacia los musulmanes, se ha sufrido. Desde manifestaciones diarias, frente a mezquitas contra la «islamización» e incluso, portando armas a modo de amenazas por parte de algunos manifestantes como llamadas inquietantes de aviso de bombas o asesinatos de miembros religiosos.

El odio contra los musulmanes en Estados Unidos, se dispara.

El odio contra los musulmanes en Estados Unidos, se dispara.

Esto es solo algunas de las cosas, que un musulmán en Estados Unidos, debe lidiar cada semana. Sin hablar de todos los sucesos que no son denunciados, por temor a que se hagan realidad o que se vayan a empeorar más las cosas.

Se ha contabilizado, hasta el 8 de este mes, que muchas mezquitas y centros de estudio islámicos, han sido atacados o se han convertido en foco de acoso y actos vandálicos. Al menos 63 veces, la policía y los medios gubernamentales, han tenido que ser avisados para evitar males mayores.

No se había visto este brote de racismo, ni si quiera cuando sucedió el acto de terrorismo más sanguinario dentro de las fronteras de Estados Unidos, con el 11-S.

Lo preocupante no solo es la cifra, sino que estos ataques son más serios y más dañinos que los anteriores, que se habían producido a lo largo de los demás años, por grupos racistas o de supremacía blanca.

Desde el atentado de noviembre en Paris, estos ataques han sido más vehementes y peligrosos. Mas de una llamada amenazadora de una bomba, ha sido tomada muy en serio, por la policía estadounidense.

El FBI, ha manifestado que en el 2014 hubo más de 150 crímenes de odio hacia musulmanes. Y se piensa que en este año, esta cifra ha quedado pequeña.

Teniendo en cuanta, que el delito mayor que se sufre en estas fronteras, son delitos contra la propiedad; ya se sabe que en el 2015, se ha duplicado el número de delitos contra el odio, comparándolo con el de la propiedad.

Muchos expertos, opinan que si no se toma medidas mas drásticas, puede que en vez de bajar este problema, se incremente aun más. Existe un gran resentimiento ante este grupo de ciudadanos.

Muchos estadounidenses no musulmanes, los ven con recelo e incluso, manifiestan que no se fían de ellos. No se les quieren porque no saben si son terroristas, o que puedan, más tarde convertirse en uno de ellos.

Ese temor, mucha veces, avivado por ciertos políticos, ha hecho que se reabran viejas heridas y que se sometan a ciudadanos estadounidenses, musulmanes; a ser vigilados y observados, bajo una lupa. Sin haber hecho nada; solo ser creyentes de una religión como tantas, de las que existen en nuestro planeta.

En casi todas las regiones de Estados Unidos, ha habido un ataque a este colectivo. Dejando en evidencia el problema y mostrando una realidad, que muchos no querían ni hablar de ella.

Otras voces apuntan, que es lo que quiere el Estado Islámico, más conocido como Daesh; el de destruir la convivencia en el país.

La intolerancia se está implantando y lo peor, es que algunos ciudadanos, están aprovechando este odio para llegar hasta la Casa Blanca. Como el más señalado por aquellos que luchan contra la intolerancia; Donald Trump y sus discursos anti-musulmanes.

Indicios-Agencia de detectives privados en Madrid.

Share

Share This Story!

About Author

You may also like

No Comment

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies