+34 636433047 +34 911 158 391

EDUCACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS.

La educación debe venir por parte de los padres y de la escuela. Más cuando hablamos de las nuevas tecnologías; pero a veces, puede ser más complicado de lo que parece.

En el estado de Texas en Estados Unidos, Ronald Jackson; confisco el teléfono móvil de su hija y le arrestaron por ello. El hombre que tiene 36 años, observo que su hija de apenas 12 años, estaba ideando mandar un mensaje.

Este mensaje era contra una persona; al ver que iba a utilizar el móvil para ese fin; decidió, a modo de castigo, confiscarle el móvil para que aprendiese, que el teléfono sirve para otras cosas y no para insultar a la gente.

Lejos de ser una manera de educar a su pequeña, la medida adoptada no ha salido como él creía.

Su ex-mujer y madre de su hija, al saber lo que había hecho, no le gusto nada. Al estar casada con un agente de policía, interpuso una denuncia; añadiendo que la responsable de la compra del móvil fue ella y que no se le informo de la decisión tomada por su ex-esposo.

EDUCACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS.

EDUCACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS.

Exigió que el móvil fuera devuelto a su hija y que su ex, por lo que las autoridades, se presentaron en la casa de su ex, exigiendo el teléfono móvil de la niña.

El padre al ver lo que sucedía, se negó en calidad de progenitor y alegando que como padre, debía educar a su hija usando los métodos que tuviera en su alcance. Si era necesario, debía regañarle y castigarla para que aprendiese la lección.

Los policías ante la negativa de Ronald, le explicaron que estaba detenido por el delito de robo. Ya que la propiedad era de su hija y su ex, había sido la encargada de comprarle el dispositivo de la discordia.

Ronald, estuvo una noche en los calabozos, por negarse a devolverlo. En el juicio, que se realizo a los 19 meses, el magistrado del Tribunal Penal de Dallas, le declaro inocente y sentencio, que no había pruebas suficientes para hablar de un posible delito de robo menor.

No es la primera vez, que leemos o escuchamos noticias como esta; en este mismo blog de Indicios, detectives privados, hemos comentado algunos sucesos de estas características.

El problema que estamos viendo, es la titularidad de los dispositivos. Es decir, si queremos analizar un teléfono u ordenador, la persona que nos lo entregue debe ser la dueña.

Las leyes son claras al respecto, no podemos examinar, ni analizar dispositivos que no esté legitimados por sus propietarios. Si un cliente viene a nuestra agencia de detectives en Madrid y nos pide que analicemos un terminal, si ese terminal no es suyo; no podemos hacer nada.

Estaríamos incurriendo en unos delitos graves; uno el de la intimidad y otros el del secreto de las telecomunicaciones.

Un caso claro es el que tuvimos hace dos semanas; un padre quería analizar un ordenador que compro él pero que su hija lo usaba. Ante esto, en detectives Madrid, le tuvimos que decir, que no podíamos analizarlo, ya que el ordenador era de él pero quien lo estaba utilizando era otra persona. Solo podríamos examinarlo, si él tuviera una cuenta como usuario a parte del de su hija.

Debemos tener en cuenta, que la privacidad impera ante otros aspectos e intereses. Y las leyes respaldan y protegen los derechos fundamentales.

Indicios-Agencia de detectives privados en Madrid.

Share

Share This Story!

About Author

You may also like

No Comment

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies