+34 636433047 +34 911 158 391

Ciberseguridad y el futuro.

En la década de los años 90, los ordenadores empezaron a instalarse en las oficinas y empresas de la mayoría de los países. Con ellos, llegaron nuevos conceptos y una forma de trabajar novedosa, más rápida y digitalizada.

Incluso, la forma de comunicarse con otros clientes o compañías, era más directa y en cuestión de segundos. Pero con esta nueva tecnología, llegaron los piratas informáticos y expertos, en busca de nuevos desafíos.

Del mismo modo, las empresas comenzaron a protegerse de ataques y de virus, que infectaban los sistemas de seguridad. Dichas empresas tuvieron que ponerse en manos, de profesionales que les blindaran su operativo para que no hubiera forma alguna, de atacarles.

Con la llegada del siglo XXI, el comercio electrónico, las redes sociales, la forma de comunicarnos, de trabajar y hasta de relacionarnos, había cambiado por completo. Pero continuábamos indefensos contra aquellos, que veían en las nuevas tecnologías, una forma nueva de estafar, robar y de ganar dinero.

Ciberseguridad y el futuro.

Ciberseguridad y el futuro.

Por otro lado, se encontraban aquellos, que deseaban experimentar y ver hasta donde les llevaba sus conocimientos en estas tecnologías. Palabras como hackers, cracker aparecieron en nuestro lenguaje.

La seguridad informática se implanto en las empresas para defenderse y rechazar cualquier intento de intromisión en los sistemas. Y los virus comenzaron aparecer con más fuerza.

Eran más sofisticados y algunos, difíciles de localizar, detectar o destruir. No existían fronteras, los archivos se intercambiaban, los portátiles y nuevos dispositivos, nos ayudaban y facilitaban nuestra labor. El trabajo se llevaba a casa y de casa al trabajo.

El riesgo era mucho mayor y la seguridad, ya no solo se debía al perímetro de la empresa, ni a sus instalaciones. La seguridad informática tenía que proveer ahora, un peligro en las misma entrañas de la empresa.

Los pendrives, se convirtieron en una herramienta que se debía analizar cada vez que se ponía en algún terminal, eran los mayores portadores de virus y de programas malware. Y a su vez, se debía tener cuidado, para que no fueran usados con el fin de robar, guardar información y que saliese afuera de la compañía.

La información y datos, se procesa, se almacena y se transmite a velocidades imaginables. La necesidad de proteger y salvaguardar todo es prioritario. Hasta los poderes gubernamentales se veían implicados en escándalos de seguridad.

Ataques cibernéticos en las entrañas de los sistemas y de las páginas webs de los gobiernos, aparecían en primera página de los periódicos. Se hablaba de la guerra cibernética y grupos como Anonymous, que pirateaban webs y dominios como protesta por desigualdades.

Empresas de seguridad informática ofrecían sus servicios, en ellas trabajaban hasta hackers de renombre. Todo para poder frenar nuevos ataques, nuevos virus, nuevos atentados informáticos.

En congresos de seguridad internacional, se planeaban nuevas formas de evitar y detectar intromisiones.

Actualmente, esta seguridad se toma muy en serio. Muchas empresas gastan cantidades astronómicas en implantar un blindaje a sus sistemas operativos. Pero ahora se enfrentan a nuevos retos.

En estas semanas se habla de la nueva generación de virus y de piratas informáticos; uno de los más conocidos es Dark Purple, solo se sabe de él que es de origen ruso.

Acaba de convertir un USB en una herramienta para destruir una terminal en minutos, solo se debe enganchas el pen drive y ese ordenador, se quedara inoperable para siempre.

Otro virus acaba de aparecer en el panorama, uno que no se puede destruir, que no existe ningún antivirus, de momento, que pueda con él.

La ciberseguridad debe alcanzar cuotas que todavía no hemos presenciado ni imaginado. Lo mismo ocurrirá con ese «lado oscuro»; una batalla y una lucha que de momento, sigue librándose y que muchos ciudadanos, desconocen su existencia.

Indicios-Agencia de detectives privados en Madrid.

 

Share

Share This Story!

About Author

You may also like

No Comment

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies