+34 636433047 +34 911 158 391

Siniestros: el latigazo cervical más difícil de demostrar

Siniestros: el latigazo cervical más difícil de demostrar

Una de las investigaciones que hacemos en Detectives Privados Madrid, son las que nos encargan las aseguradoras. Siniestros donde deberemos obtener pruebas para saber si existe lesiones o no. Ahora con la nueva valoración; las cosas han cambiado: el latigazo cervical más difícil de demostrar.

El latigazo cervical más difícil de demostrar: la nuevas valoraciones

Los accidentes y siniestros simulados o falsos, aumentaron un 80% durante la crisis. Esto hizo que muchas empresas de seguros y aseguradoras multinacionales, tuvieran que contratar a los detectives, más que nunca. Las investigaciones de nuestro sector, hacían paliar las indemnizaciones. Ya que se descubría como la picaresca y la caradura, se iba contagiando. Incluso, una familia entera podía estar metida en estos siniestros falsos.

Pero ahora, ya no sólo estamos los detectives privados en Madrid, detrás de estos ciudadanos. Con la nueva ley de valoraciones, que entro en vigor este mismo enero del año pasado, las cosas han cambiado. Más que nunca, se ha reducido este tipo de fraude.

La nueva ley de valoración: un final que se veía venir

La entrada en vigor de este nuevo barómetro, se ha modificado con una nueva reforma de la ley 13/2015 del 22 de septiembre. Donde cambia el sistema de valoraciones sobre accidentes, daños y perjuicios. Afectando más a los pequeños golpes, que ocupaban la mayor parte de reclamaciones y siniestros. Ahora, se exige de una forma más estricta, pruebas por parte del lesionado. E incluso, para poder pedir una indemnización se debe interponer un litigio por lo civil. Si no se hace, no se puede reclamar nada.

Junto con las investigaciones privadas llevadas a cabo, se ha podido reducir estas estafas a nivel nacional. Probando que con las colaboraciones de los investigadores y la ley, se puede frenar las estafas. El problema radica que con estas medidas, pagan justos por pecadores. Y aquellos que si están afectados por el golpe recibido, tengan que hacer más papeleos y acudir a la vía judicial.

Los detectives: los testigos que saben cómo funciona esto

Los profesionales que más saben lo que sucede en las calles son los detectives privados. Tenemos que añadir, que hemos sido testigos de milagros y de ciudadanos, que tienen más cara que espalda. Familias enteras de lesionados, que pasaban por la aseguradora y que luego, se iban de vacaciones a esquiar. Personas que manifestaban que habían perdido la vista y luego conducían su vehículo sin más. Estafadores, que han hecho de esto su vida laboral….

En nuestra agencia de detectives, hemos podido ayudar a demostrar las mentiras y falsedades de algunos ciudadanos. Donde clama algunas de sus acciones y se ven las verdaderas intenciones. Nuestro sector, que antes sólo se pensaba en nosotros como “cazadores de infieles”, ha podido probar como podemos hacer más cosas. Como ayudar a la sociedad y a empresas a descubrir y destapar mentiras y estafas. Estamos más presentes en procedimientos judiciales.

La aportación de prueba, tan necesaria en los juzgados, ha hecho que nos miren como los únicos en poder contrarrestar las falsedades. Porque con pruebas o evidencias, por mucho que se quiera alegar, no se puede hacer nada contra ellas. Las evidencias de un comportamiento, hecho o conducta, prueban las sospechas de la otra parte. El Juez o magistrado, se basarán en ellas para su toma de decisiones.

El detective llega donde no puede el abogado

Por muchas alegaciones que se haga, por mucha jurisprudencia que haya de esta materia, el detective llega a más. Él o ella puede conseguir lo que se necesita. Con seguimientos, vigilancias y entrevistas se reúnen las pruebas que son cruciales para nuestros clientes. Sean empresas privadas, particulares o la propia administración. Cada caso es diferente, se debe hacer una operatividad distinta, acorde con lo que se necesite, cara al juicio. Y nuestra profesión, ha demostrado que somos imprescindibles para ganar batallas legales.

Viviendo del cuento, de accidentes y cambios de seguros

Muchas personas han hecho de estos siniestros simulados, su modo de vida. Viven del cuento y se aprovechan de las lagunas legales y de los demás conciudadanos. Y no sólo eso, para no ser detectados, cambian de compañía de seguros, cada vez que hacen un siniestro falso.

Siniestros: el latigazo cervical más difícil de demostrar

Siniestros: el latigazo cervical más difícil de demostrar

Con la Agencia de Protección de Datos, las asegurados y mutuas no pueden acceder a los datos de las personas implicadas al siniestro. Esto hace que no se pueda saber si esa misma persona, ha tenido más accidentes o que lesiones ha sufrido. El único modo de saber si se esta lesionado de verdad, es con las investigaciones privadas. Más de la mitad de las cantidades reclamadas son de accidentes de coches. Situando a la cabeza, los seguros de automóviles, donde el 53% de los reclamos se los lleva estos.

Rastreo en las redes sociales, otra forma de saber la verdad

Con las nuevas tecnologías, muchos investigadores se han tenido que sumar a la búsqueda de pruebas por estos medios. Muchos suben o cuelgan fotos, videos o comentarios. Y si se esta o se pretende hacer una estafa al seguro, puede que este sea un lugar bueno para obtener pruebas. Existen precedentes de informes de detectives, donde se acompañan, las pruebas con estos rastreos.

En Indicios, detectives, tenemos un departamento de informática forense, donde nos ayudan a conseguir evidencias digitales. En esa redes sociales, podemos apreciar como, los propios implicados del siniestro, se destapan ellos mismos. Como comentando como se han divertido, que han hecho y que van a hacer. Si se alega que se esta mal de las espalda, no se puede subir un video, haciendo el ganso, literalmente. Ya que se verá como esa lesión es un mentira sin más.

El fraude de los accidentes: cada vez más vigilado

Para desgracia de los estafadores, cada vez se esta vigilando esta actividad. Las reclamaciones son más difíciles de demostrar. No obstante, todavía hay gente que continua queriendo vivir de esto. Aún así, con la contratación de los detectives, se ha podido parar indemnizaciones. Ahorrándose por cada euro invertido en este sector, las aseguradoras han evitado el pago de más de 30.000 euros.

La sociedad esta cambiando y ya no es como antes. Si existía hace una década, una complicidad, entre los demás ciudadanos y las personas, que se aprovechaban de estos siniestros; ahora ya no es igual. El pensamiento de: esto lo paga sólo los seguros, que se aprovechan de nosotros, ha cambiado. Cada vez más, las voces se alzan para quejarse de estos individuos. En algunos siniestros, los involucrados, todos ellos, tanto los que han recibido el golpe con los que le han dado, se conocen o están metidos en la estafa.

Sin embargo, otros involucran a terceros, que no tienen nada que ver con sus malas artes. Implicándolos en problemas graves. Un apunte: cabe recordar el clan de una familia, que se dedicaba a dar vueltas por las rotondas en busca de accidentes. Todo esto, ha hecho que muchos se cansen y ya no vean con buenos ojos, que los demás se aprovechen de “ciertas situaciones”.

Poco a poco, se esta poniendo trabas a estas conductas delictivas. La contratación de detectives junto con el cambio en los barómetros de valoración, han reducido más estas indeminizaciones. Ahora el latigazo cervical, más difícil de demostrar, hace que algunos, desechen la idea de planear un siniestro falso o simulado.

Share

Share This Story!

About Author

You may also like

No Comment

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.