+34 636433047 +34 911 158 391

Seguros, mutuas y detectives contra fraudes y estafadores

Seguros, mutuas y detectives contra fraudes y estafadores

En Detectives Privados Madrid, combatimos los seguros, mutuas y detectives contra fraudes y estafadores. Es una lucha continua y permanente. No obstante, sin esta colaboración no sería posible desenmascarar a ciertos individuo/as. Que sólo piensan en apropiarse de dinero que ni le corresponde, ni tiene derecho a solicitarlo. La obtención de pruebas por parte de las investigaciones que hacemos son cruciales para esta lucha.

Seguros, mutuas y detectives contra fraudes y estafadores

Las investigaciones sobre mutuas y aseguradoras siempre ha existido, lo único que con la crisis y el caos financiero, han hecho que se multipliquen. Y con ello la ayuda y los medios para su lucha. Entre esos medios, nos encontramos los detectives y las agencias de investigación privada. Durante muchos años, hemos podido demostrar que gracias a nuestra profesión, se ha podido reducir estos fraudes. Poniendo freno a las estafas que se hacen en los seguros y las mutuas. La picaresca como los estafadores, siempre han caminado junto a las compañías de seguros.

En el siglo pasado o en este, se ha podido ver y verificar, que se pierde mucho dinero en indemnizaciones falsas. Estas empresas dedicadas a este sector, se han tenido que reinventarse. Creando y diseñando protocolos para poder “blindarse” de estos sujetos. Que cada vez hacen y efectúan estafas más sofisticadas y difíciles.

¿Tan necesaria es la colaboración con los detectives?

Somos necesarios porque para demostrar estos fraudes se necesitan evidencias. Sin ellas es muy difícil la tarea de poder luchar contra este delito. Que cada vez, más ciudadanos de a pie, se animan a producirlos. Los detectives privados en Madrid, obtenemos estas pruebas, que servirán en los tribunales o juzgados como medios probatorios.

Desde que comenzó la crisis hubo un repunte en fraudes a seguros y mutuas. Muchos al ver que otros, simplemente mintiendo o engañando, se embolsan euros que no les corresponden, empezaron a plantearse ellos mismos porque no hacerlo. Al verles presumir de sus “hazañas”, algunos sean lanzado a efectuar estas estafas. Sin parar en pensar en las implicaciones; porque ven que los demás, han salido impunes y sin consecuencias legales o jurídicas.

La época de bonanza de los estafadores ha terminado

Es verdad, que durante un tiempo las aseguradoras y mutuas se relajaron. Dejaron de verificar ciertos siniestros y bajas. No obstante, ante este aumento de fraudes, han vuelto a darse cuenta que se necesita un plan estratégico. Ideado para remarcar la lucha contra los estafadores. Empleando el único medio que ha hecho posible que se pueda combatir a este delito. Con los investigadores privados, estos sujetos, no consiguen lo que quieren y mucho menos, se libran de los tribunales. Debiendo dar la cara en ellos y asumir sus responsabilidades, tanto civiles como penales.

Una cosa esta clara, desde que nacieron las compañías de seguros, los investigadores privados siempre han estado ahí. Comprobando y verificando si los testimonios que se presentan son verdaderas o simples patrañas. Algunos se excusan diciendo que los detectives, mienten y maquillan la realidad para ganar dinero. Incluso, hablan que por cada sujeto que quitan la indemnización ganan un porcentaje. Debemos decir que los honorarios de los detectives en este tipo de investigación es igual, si demuestra que el sujeto miente como si ve que es verdad su lesión.

No se ha inventado nada nuevo. El cine negro el primero en relatarlas

Si echamos la vista atrás, podemos acordarnos de películas antiguas, donde reflejaban historias sobre estafas en seguros. En los años cuarenta, nos encontramos una joya filmográfica. El gran cineasta Billy Wilder mostraba esta realidad en su film “Perdición”. Un relato soberbio y magistral con una de las mejores actrices de la época, Barbara Stanwyck, que hacía de mujer fatal. Consiguiendo convencer a un trabajador de una compañía de seguros, interpretado por Fred MacMurray, para urdir una trama. Y así conseguir una indemnización del seguro con la muerte de su marido. Una película de cine negro, que se ha convertido en una delicia con el tiempo.

No hace falta alejarnos mucho de la bibliografía de este gran cineasta y acordarnos de otra de sus maravillosas películas. “Bandeja de Plata”, donde actúan una de las mejores parejas del celuloide; Jack Lemmon y Walter Matthau. Los dos se ven envueltos en otra trama, donde un magnifico Jack Lemmon, hace de señuelo. Todo esto para conseguir una indemnización de una compañía de seguros. Matthau, es su abogado y cuñado, quien le convence para que continúe con el plan previsto. Esta vez, un detective privado, contratado por la compañía, tendrá que investigar si las lesiones son verdaderas o simplemente, son mentiras.

Estafadores profesionales y ciudadanos codiciosos

Muchas veces, lo que cuentan en las películas se aleja de la realidad y al revés. Pero una cosa esta clara, la existencia de los estafadores y la profesionalidad de los detectives privados, hacen que esta lucha continúe en nuestros días. Lejos de ver un futuro sin defraudadores, deberemos estudiar cuales son las formas de evitar estos delitos. Porque todo esto repercute en las cuotas de los socios de las mutuas y seguros, cada año. Y estos socios, ven como deben pagar un poco más por culpa de unos cuantos, que solo quieren beneficiarse con dinero ajeno.

Seguros, mutuas y detectives contra fraudes y estafadores

Seguros, mutuas y detectives contra fraudes y estafadores

Las investigaciones privadas y las agencias, se han convertido en el ultimo reducto que no permite que estos estafadores, consigan su objetivo. Gracias a nuestra labor, podemos recopilar pruebas y obtenerlas, sin quebrantar ningún derecho fundamental. Además que valgan para cualquier organismos judicial, ya sea dentro de España como en otro tribunal Europeo. Sentencias que han avalado las investigaciones de los detectives. Demostrando que somos los únicos que podemos mostrar la realidad y la verdad de un hecho. A veces, si no fuera por nuestro trabajo, no se podría haber descubierto la trampa.

Aseguradoras y mutuas solicitan nuestra colaboración

Muchos clientes, se ponen en contacto con nosotros para poder saber si, a su vez, un cliente suyo está siendo honesto o es un estafador en toda regla. Los seguimientos, vigilancias y gestiones que realizamos, solo tienen un objetivo y una finalidad: descubrir la verdad. Destapamos si existe algún movimiento falso o sospechoso. Que fuese contraproducente o que en ciertas lesiones, se supone que no podría hacerlo. Un ejemplo sería si un ciudadano alega sufrir una lesión o secuela de una pierna. Contusión que le impide caminar pero resulta que le grabamos no sólo andando perfectamente, sino haciendo deporte. De esta forma, podemos identificar al ciudadano de a pie, honesto del deshonesto.

Estafadores profesionales. Un estilo de vida

Aunque exista muchas variables para realizar estos fraudes en las compañías de seguros y mutuas, los detectives privados descubrimos lo que se quiere ocultar. Está claro, que como en todos los lados, existen “profesionales o buscavidas” y en este sector más que ninguno. Ellos saben muy bien cómo preparar la estafa y lo más importante, como continuarla hasta el final. Hay algunos sujetos que viven realmente de esto; de estafar a la empresas aseguradoras. Son estafadores profesionales. Pero por otro lado, estamos nosotros, los investigadores. Que sabemos cómo enfrentarnos a estas situaciones y a estos sujetos. Por mucho que se preparen bien la jugada, encontraremos fallos. Consiguiendo y obteniendo las pruebas oportunas y necesarias para poder acabar con su planes.

Share

Share This Story!

About Author

You may also like

No Comment

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.