+34 636433047 +34 911 158 391

Hace unos meses, fue noticia en Detectives Privados, la condena de un pederasta en Valdemoro y que ha sido encontrado en Ámsterdam. El fugado se encontraba en este país europeo, sin embargo sus familiares dijeron a las autoridades, que se había ido a vivir a Japón por trabajo.

El pederasta fugado en Ámsterdam es detenido

El juzgado que sentencio que debía ser condenado a 72 años de cárcel por los delitos de abuso a menores y agresión sexual; había interpuesto una orden de búsqueda y captura para Javier García-Verdugo.

Tras la condena a prisión, el fugado se escapo fuera de España y los agentes del Cuerpo Nacional de Policía comenzaron su búsqueda. Cuando estos preguntaron a la familia, les dijeron que se había marchado al país nipón; pero los agentes des confiaron e hicieron las investigaciones pertinentes, dando con él en Holanda.

Javier García-Verdugo era un monitor de ciclismo y por esta condición, se rodeaba de sus alumnos, aquellos a los que debía enseñarles el secreto de este deporte competitivo y que realmente, quebranto la confianza de los menores para beneficio propio.

Durante años estuvo abusando y agrediendo sexualmente a sus alumnos, que comprendían las edades entre los 8 y 15 años. Los agentes pudieron arrestarle, gracias a la colaboración de sus víctimas y por la investigación conocida como SPADE.

SPADE, fue una operación internacional y con la colaboración de muchos cuerpos de policías de todo el mundo; los cuales aunaron sus fuerzas para detener a varios pederastas.

Las indagaciones policiales se empezaron a raíz de rastrear unas páginas de internet, que estaban alojadas y cuyo dominio era en Canadá; en esta plataforma de internet, se ofrecían y vendían videos o con imágenes de menores desnudos.

En la búsqueda de los compradores, apareció el nombre de Javier García-Verdugo y rápidamente, junto a otros pederastas españoles, cayeron bajo las autoridades en la operación.

El pederasta tomada fotografías y videos de sus alumnos. Muchos de ellos contaron a las autoridades que Javier, su monitor; después de las clases de ciclismo, les invitaba a su casa para que se ducharan y cambiaran de ropa.

También acudían a su domicilio cuando se estropeaba algo de sus bicicletas y el siempre se las reparaba. Eran en estos momentos, cuando se aprovechaba de los menores, los cuales no podían hacer nada y ante el miedo, la vergüenza, el dolor y no saber que sucedía realmente, se convertían en presas fáciles para él.

Los policías hallaron mucho material en su domicilio, entre discos duros y pen drive, había multitudes de videos y fotografías de menores en actitud sexual y en otros, manteniendo relaciones sexuales.

Según los especialistas, en materia de informática forense, algunos de los archivos que contenían material pornográfico de menores, databan de 1995.

Lo que más llamo la atención, fue el diario encontrado en la residencia del condenado. Un diario que era suyo y que contaba, cual relatos, todas sus prácticas sexuales.

Y es que Javier García-Verdugo, había sido condenado a prisión en el año 1994; cuando el Juzgado de lo Penal número 44 de Madrid, le había condenado a cuatro meses y una multa por un delito contra la libertad sexual.

Sin embargo, el pederasta fugado, no la cumplió ya que carecía de antecedentes y no había riesgo de fuga; por lo que al final, nunca piso la celda.

Estaba acusado de nueve delitos continuados, con utilización de menores para elaborar y distribuir material pornográfico; amén de otro delito por posesión de este material y dos delitos, también continuados contra la intimidad y abuso sexual.

El pederasta fugado es detenido en Ámsterdam

El pederasta fugado es detenido en Ámsterdam

La Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Madrid, condeno a este hombre a 72 años y dos meses en prisión. Cuando se le iba a comunicar la condena, el juzgado no pudo dar con él y se le dio aviso a los agentes. No se había presentado en sede judicial y fue cundo entrevistaron a los familiares.

Una vez iniciada la investigación sobre la captura y búsqueda de la localización del fugado, se pudo saber que en realidad estaba en Ámsterdam y no en Japón, como había anunciado la familia del pederasta.

El fugado había sido arrestado en el 2012 en su localidad, Valdemoro y juzgado en el 2015. permaneció en la cárcel durante dos años por mandato del juez y se hallaba en la condición provisional.

El abogado del pederasta fugado, había interpuesto una queja sobre el registro de la vivienda que se le hizo a este, en el momento de la detención y posterior investigación; según el letrado, no se había seguido los trámites judiciales pertinentes, con lo que pedía la salida del pederasta de la cárcel.

Fue cuando la Audiencia Provincial de Madrid, absolvió al acusado. Ante esto, los abogados de las víctimas junto con la Fiscalía del Estado, comenzaron los trámites para que se revisara de nuevo el caso y recurrieron al Tribunal Supremo; obligando a la Audiencia Provincial que repitiese la sentencia.

Momento que aprovecho el pederasta para fugarse a Ámsterdam

Las autoridades españolas, solicitaron a Interpol para que entrara el pederasta fugado a su larga lista de los delincuentes más buscado por todo el mundo. Finalmente, fue encontrado en Holanda, concretamente en la ciudad de Ámsterdam.

Los policías holandeses, recibieron la orden judicial española y fue cuando pudieron intervenir en su búsqueda y detención. En el domicilio de Ámsterdam, durante el registro, el fugado pederasta tenía en su poder algunos pen drives y discos duros, todos ellos con contenido de pedofilia.

Share

Share This Story!

About Author

You may also like

No Comment

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.