+34 636433047 +34 911 158 391

Si piensas que tu pareja te es infiel y necesitas saberlo, la mejor decisión es contratar los servicios de una agencia de Detectives Privados; de esta forma, tendrás todas las garantías de poder descubrir la verdad de tu pareja.

Creo que mi pareja me es infiel; miles de clientes solicitan ayuda

Las investigaciones sobre infidelidades, continúan siendo solicitadas por muchas personas, que están atravesando momentos muy duros y críticos, dentro de su relación. Las sospechas se vuelven cada vez más consistentes, pero muy a menudo, no se puede conseguir una confirmación que nos haga saber si estamos en lo cierto o no.

Aunque pretendamos convertirnos en detectives nosotros mismos, la mayoría de los clientes que han venido a nuestra agencia, nos han confesado que no han podido conseguir nada para despegar esas dudas.

El infiel jamás confesara sin más y menos dejara pistas tan evidentes. En la mayoría de los casos, saben muy bien como cubrirse las espaldas y a veces, los propios amigos de estos o de estas, pueden ser cómplices de esa aventura o affaire.

Hay muchas personas que para descubrir si su pareja le es infiel, no se le ocurre otra idea que mirar en los mensajes o correos electrónicos del ordenador o móvil de su pareja; sin pararse a pensar que puedan estar haciendo un delito con graves consecuencias.

La Ley es clara al respecto; si alguien se mete en el teléfono móvil privado de una persona o en su ordenador, sin el permiso de esta, está vulnerando el derecho del secreto de las telecomunicaciones como el de la intimidada del propietario/a de dichos dispositivos.

Y en la actualidad existen muchas sentencias que confirman estos hechos, donde ciudadanos que querían saber si sus parejas eran infieles; se metían en estos dispositivos y leían los contenidos de mensajes, estilo whatsapp o correos electrónicos. Siendo condenados a multas, indemnizaciones y en los peores casos hasta con penas de cárcel.

Por eso es muy importante, no jugar a detectives; no solo porque se puede caer en delitos graves, sino porque en caso que nos pillen, lo más bonito que nos pueden decir es que seamos unos celosos compulsivos.

A tenor de esto, también tenemos que señalar que otras veces, los propios clientes nos han confesado que han registrados hasta los bolsillos o bolsos de sus parejas, en busca de alguna pista sobre la infidelidad de estos.

El infiel no es tonto/a, sabe que debe borrar cualquier pista y más si no quiere ser descubiertos nunca. Para ello utilizara excusas o comentara situaciones en las que siempre, estarán ocupados/as en ciertas horas o días.

Es más, incluso puede poner a un familiar o amigo como excusa, relatando una historia catastrófica o triste. Pero existen miles de excusas usadas por los infieles. Nuestros clientes, acaban viniendo a nuestra agencia porque no pueden descubrir nada.

Por todo esto, antes de meter la pata o poner sobre aviso a ese o esa infiel, lo mejor es ponernos en manos de profesionales que tienen la experiencia suficiente, para poder no solo destapar al verdad, sino obtener pruebas consistentes.

Acusar a una persona de infidelidad sin pruebas, puede costarnos más que algún disgusto. Por no hablar de la reacción de la otra parte, que nos puede señalar como personas, celosas, locas, inseguras, con imaginaciones variopintas o por querer sabotear la relación en sí.

 ¿Tu pareja te es infiel?. Tu aliado será un detective

¿Tu pareja te es infiel?. Tu aliado será un detective

Vamos, que nosotros mismos nos colocaremos como los malos de la película y lo peor, que él o la infiel, se saldrá con la suya como si fuera un o una niño/a, que no ha roto ningún plato en su vida.

No puede demostrar que mi pareja me es infiel

Esta es la frase clave; muy a menudo muchos clientes, necesitan tener pruebas o evidencias que muestren como su pareja le está engañando. Aunque no sirvan en procesos judiciales de divorcios o separaciones, necesitan probar esa infidelidad por encima de todo, a sus familiares y allegados.

Es verdad, que muchos letrados están observando al posibilidad de utilizar esas pruebas de infidelidad para alegar motivos que dañan la moral de las personas que han sido engañadas.

De hecho en 1999 existe una sentencia donde se habla de esto, de la infidelidad. Es bien sabido que ser infiel, en España no supone más que romper unos votos o promesas y que no hay ni reparación de daño para la persona que sufre esta mentira.

Pero si nos ajustamos a la ley, podemos entender que en ciertos supuestos, si se puede hablar de un daño moral. El caso al que nos referimos, era de un hombre que se había casado con una mujer; tuvieron tres hijos.

Más tarde y pasados años, su mujer le fue infiel y resultó que con el padre biológico de sus hijos. Porque ella le había ocultado a su esposo, que esos hijos que nacieron no eran de él sino de otra persona.

El hombre que había sufrido esa infidelidad, quiso denunciar a su ex-esposa y amante, por daños sobre la moral. Y los tribunales le dieron la razón; no porque fuese su mujer infiel, sino por haber sido engañado por el amante y su mujer.

Puede que la infidelidad no pese en las leyes, pero existen varias conductas, derivadas de estas, que si nos puede llevar a sentencias favorables.

Si sospechas que tu pareja te engaña y necesitas saberlo; contacta con detectives que te pueden ayudar a conseguir las pruebas y descubrir la verdad y lo que realmente, esta sucediendo con tu pareja.

Share

Share This Story!

About Author

You may also like

No Comment

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.