+34 636433047 +34 911 158 391

Detectives Privados, colaboramos con seguros y mutuas para la lucha contra las estafas. Gracias a esta colaboración, cada año una compañía de este sector puede ahorrarse miles de millones en indemnizaciones falsas.

Las estafas de seguros en accidentes de coche suben cada vez más

Una rotonda, dos vehículos y de pronto una colisión; puede ser motivada por un giro sin el intermitente, por un adelantamiento…Pero algunos ciudadanos lo tienen planeado todo.

Se ha observado que algunos conductores, provocan el accidente para que el seguro le page una cantidad importante de dinero, a causa de unas lesiones, que en algunos casos, son inexistentes.

Las estafas están al orden del día. En el sur de España, la Policía Nacional Española denuncio a 19 personas por provocar accidentes. Según el relato policial, los involucrados, se colocaban en una rotonda; cuando aparecía un conductor que se iba a incorporar al carril externo, ellos ya estaban en el mismo carril y aceleraban. De tal forma que, el conductor-víctima, no le daba tiempo de reaccionar y chocaba contra el vehículo de los presuntos estafadores.

Con esta táctica, las estafas se iban acumulando y las autoridades empezaron una investigación. Los seguros ya habían tenido ciertas dudas sobre estos accidentes y los detectives que colaboraban con ellos, habían detectado que existía vínculos familiares y de amistad entre algunos afectados de diferentes siniestro.

El mecanismo se puso en marcha y se pudo demostrar que provocaban los accidentes para conseguir, la nada desdeñosa cantidad de alrededor de 300.000 euros.

Cuando se va por una rotonda, las normas de tráfico son muy claras; antes de incorporarse, debe ceder el paso a los coches que están dentro y luego, al entrar deben situarse en el carril que considere más adecuado para su destino. Si va a salir en la primera salida, deberá ponerse en el lado más externo y si no se puede, deberá dar la vuelta entera, a la rotonda.

Colaboración: seguros y detectives, éxito contra estafas

Colaboración: seguros y detectives, éxito contra estafas

Pero todos sabemos que esto, sólo lo cumplen algunos conductores y los noveles, que acaban de examinarse ampra el carnet de conducir. En la práctica, muchos se colocan en el carril interior y a veces, ni dan señalización para situarse en el carril externo y tomar la salida.

Los presuntos estafadores, sabían perfectamente que en la vida real, esto era respetado por pocos y se aprovechaban. De ahí, que ellos siempre estuvieran en la rotonda cuando se producía el siniestro. El seguro del conductor que se incorporaba más tarde y que se convertía, sin querer, en la víctima; era el que debía pagar la indemnización. Los peritos que estudiaban el caso, daba la razón a los estafadores.

Pero la cosa no acababa ahí, después del accidente, firmaban un parte de lesiones amistoso con el conductor que habían tenido el siniestro, comentándoles que se encontraban bien y que no les pasaba nada. Más tarde, acudían a centros de salud, para procurarse otro parte de lesiones; argumentando dolores de cuello, espalda, mareos… Síntomas, que son más difícil de detectar y que muchos médicos, por temor a que sea ciertos, prefieren tomar precauciones y certificar que es verídico.

Detectar las estafas a tiempo y con pruebas para los tribunales

Los seguros y las mutuas, ante estas prácticas ilícitas, saben que necesitan ayuda para frenar estas estafas; por ello, la colaboración con agencias de detectives privados, hacen que muchas veces, puedan detectarse y parar una indemnización falsa.

Pero para ello, se necesitan pruebas o evidencias que demuestren que son estafas y que las lesiones que dicen o alegan tener, son inexistentes o a veces, exageradas.

Los seguimientos en estos casos, son fundamentales. Los investigadores observamos y capturamos todos los movimientos de los investigados. Si una persona alega que a raíz del accidente, no puede casi ni moverse, que debe andar con muletas… Y que debe acudir a un reconocimiento médico cada dos por tres, por no hablar que ha sus lesiones han limitado su vida normal; no podría ir a correr, ni hacer deportes, ni andar como si nada.

Cosa que a veces, captamos y nos preguntamos si existen los milagros curativos de un día a otro. Porque en nuestra profesión vemos cosas raras y extrañas. Como en un caso, que debíamos investigar a un ciudadano que alegaba al seguro, que a consecuencia del siniestro que había padecido, no podía moverse de la cama por los mareos incesantes que tenia. Incluso, manifestó que no podía dar ni dos pasos, por culpa de dichos trastornos, quedándose en casa, desarrollando, además una depresión.

Sin embargo, después de tres jornadas de investigación, comprobamos que ese ciudadano llevaba una vida de lo más normal y muy animada. No sólo salía de casa, sino que conducía, salía con los amigos, se tomaba sus cañitas, como cualquiera de nosotros y acudía a un local, de aquellos que nuestras abuelas los describían como: “la casa de las luces rojas”. Y para colmo de cinismo, en el último día, ayudo a un conocido suyo, a arreglar el tejado de la casa de su pueblo.

Milagros que en nuestra agencia de detectives privados, ya estamos más que acostumbrados. Todas las pruebas que obtengamos, significara y mucho, para el departamento legal de las compañías de seguros y mutuas.

Este incremento de estafas a estas compañías, ha hecho que la colaboración con los investigadores privados, sea el único medio posible, que pueda combatir estos delitos. Ya no es sólo por los particulares que intentan realizar estafas, sino por organizaciones delictivas, que han visto en esta práctica, una forma fácil de conseguir dinero.

Share

Share This Story!

About Author

You may also like

No Comment

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.