+34 636433047 +34 911 158 391

Arrendamientos urbanos: detectives privados para pruebas

Nuestra agencia de indagación ofrece el servicio de arrendamientos urbanos donde se necesitan pruebas para mostrar en los tribunales. La principal razón es probar que se hace un uso indebido en la vivienda y por tanto, el contrato ha sido roto por la otra parte. En una circunstancia como está, la ayuda de profesionales como nosotros, puede ser la mejor arma.

Los arrendamientos urbanos donde las pruebas son fundamentales

El incumplimiento de un contrato de arrendamiento, por una de las dos partes, supone rescindir dicho pacto. Muchos ciudadanos alquilan sus viviendas para conseguir un dinero o extra o para mantener esa casa. Para ello, prefieren la opción de alquilar a terceros. Pero de vez en cuando, existen sujetos que no quieren asumir ni obligaciones ni respetar un acuerdo. Convirtiendo ese contrato en papel mojado y en pesadilla para el dueño o el inquilino de ese piso. Por no hablar que en algunas circunstancias, ese problema llega incluso, hasta los vecinos y demás propietarios de la finca.

Ante esto, tanto los abogados como los expertos, recurren a la Ley 29/1994 sobre Arrendamientos urbanos. Concretamente en su capítulo V, donde se especifica las causas y requisitos para romper un contrato de estas características. A partir de aquí, se empieza el mecanismo jurídico, sin embargo, se necesitan pruebas en la mayoría de los casos. Y es donde entramos nosotros como investigadores y conseguidores de las evidencias.

Disolver o rescindir el contrato de arrendamiento. ¿Cuales son esos puntos?

Existen varios puntos legales para rescindir un contrato de arrendamiento y que están tipificados en la ley. Uno de ellos es la realización de obras que no han sido consentidas y que encima han creado conflictos en la finca. Es decir, el inquilino que ni pide permiso al propietario y encima, estropea parte de las zonas comunes, molestando al resto. Otro punto y el que más se utiliza para romper el contrato es que se tenga actividades con otro fin. Por desgracia, esto sucede más a menudo. Inquilinos que se presentan ante el propietario con aspecto impoluto y con educación exquisita. Y al firmar el contrato de alquiler, enseguida meten a otras personas en el piso. Otras ni siquiera viven en él, lo realquilan a otros terceros.

Algunos de estos pisos se convierten en auténticas “pateras” de vivienda. Incluso, piden a estas personas mas dinero por sólo tener un colchón y un techo donde dormir. Mafias que se reparten los barrios madrileños. Para echarlos se necesitan pruebas que manifiestan esta realidad. Los detectives privados en Madrid obtienen dichas evidencias para evidenciar como una vivienda está siendo re-alquilada a su vez.

Prácticas ilegales más utilizadas en los arrendamientos urbanos

Otra de estas prácticas que hemos visto cuando realizamos este tipo de servicio de investigación, son las cesiones o traspaso ilícitos. En estos casos, aparece que la tienda o establecimiento, como pasa con los domicilios, el que firma luego realquila. Aunque son menos los casos que vemos, siguen siendo un grave problema para muchos dueños. La duplicidad de viviendas para poder mantener una renta antigua, está siendo muy demanda. Son personas que en su día firmaron un contrato de renta cuyo coste es mínimo, en comparación con los precios actuales.

Arrendamientos urbanos: detectives privados para pruebas

Arrendamientos urbanos: detectives privados para pruebas

Pero no quieren perder dicho privilegio y lo que hacen es comprar o alquilar otra vivienda. Muchos de ellos, se quedan viviendo en la renta antigua y alquilan la vivienda que compraron. Otros realquilan el domicilio de renta antigua. Existen los casos de acoso a inquilinos de renta antigua por el propietario de la finca o el nuevo que ha comprado el inmueble. Aquí es donde se combina la avaricia con la ausencia de empatía. Ya que las principales víctimas de estos son personas ancianas, sin recurso alguno.

Ancianos sin recurso y sin que nadie pueda ayudarles. Acosadores profesionales

Suele ocurrir que cuando nos llaman para un tema así, sea un familiar u otro inquilino más joven. Nos cuentan como esas personas mayores que llevan toda su vida viviendo ahí son acosados. El miedo y temor es un factor que suele jugar en estas prácticas. La vulneración de estos ancianos hace que el “acosador profesional” sepa que hacer. Desde meter inquilinos indeseables, pasando por amenazas e inclusive, no dejar a la víctima en paz.

Las evidencias para estos casos son primordiales para demostrar cómo esa persona esta siendo acosada. Y no por unas personas ajenas, sino que son colaboradores del propietario. Esta práctica ya la explicamos anteriormente en este blog de noticias. Es verdad, que ya hay menos casos, pero es más bien proque la renta antigua ya esta desapareciendo.

Gestiones y entrevistas. Del seguimiento puro a realizar cámaras ocultas

Los detectives privados estamos acostumbrados a indagar usando diferentes técnicas. Para los arrendamientos solemos usar mucho dispositivos ocultos, a fin de no ser visibles nuestro objetivo. Para ello solemos acudir al inmueble y realizar entrevistas para conseguir más datos e información que necesite nuestro cliente. Durante estas gestiones intentamos descubrir quien vive en ese piso realmente, cuantas personas lo ocupan…También intentamos que la propia persona a investigar, nos cuente o de información. Todo ello para poder obtener pruebas que muestre como esa persona miente a su casero. O como está beneficiándose del contrato de alquiler, subarrendadolo a su vez.

En otras ocasiones lo que nos interesa es saber donde vive esa persona. Los seguimientos son necesarios para conocer su domicilio habitual verdadero. Con la renta antigua, hay inquilinos que se lo realquilan a un familiar. Es cuando debemos probar ese nexo familiar o de unión. Como se aprecia, tanto los dispositivos ocultos como los seguimientos son las técnicas más usadas en estos servicios.

El último objetivo es probar como se ha roto el contrato por una de las partes

Los arrendamientos urbanos están basados en acuerdos legales y estos tienen requisitos. Si alguno de estos requisitos es quebrantado no queda nada más que decir. Da igual que parte la haya roto. Existen propietarios que solo quieren el dinero a principio de mes y les da igual todo. También son objeto de investigación por nuestro sector. Se niegan a reparar, suben el precio del alquiler sin previo aviso. O alegan que necesitan ir a vivir allí, porque no tienen otro lugar. Para que luego, pasados unos meses, ese mismo piso haya sido o vendido o realquilado a otros.

Share

Share This Story!

About Author

You may also like

No Comment

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.